Inicio / Curiosidades / 10 excusas que te pones para ser eternamente infeliz
ser feliz

10 excusas que te pones para ser eternamente infeliz

La felicidad es un deseo general, sin embargo, en la práctica, una persona puede torpedear su propio potencial de desarrollo a partir de frenos que se convierten en una forma de autoboicot.

Las 10 excusas que te hacen infeliz

1. Expectativas no cumplidas. Por mucha distancia que exista entre tu vida presente y tu estado deseado, lo cierto es que incluso en un periodo de alegría, es natural que la vida y tus expectativas no estén perfectamente alineadas. Por tanto, tu felicidad no depende de este asunto.

2. Incertidumbre de futuro. Cuando observas los cambios constantes que se producen en el entorno puedes tener una incómoda sensación de inestabilidad. Cuando trasladas esta mirada al futuro puedes experimentar vértigo. Sin embargo, en realidad, esta incertidumbre de futuro no es más que una invitación para vivir el presente.

3. No tengo tiempo. ¿Cuántas veces respondes de este modo a las propuestas de planes que recibes por parte de tus amigos? Lo malo de esta afirmación es que terminas creyendo que es cierta, es decir, que realmente, el tiempo es una propiedad. En realidad, si repites con frecuencia esta afirmación solo tienes que plantearte un nuevo plan de distribución de la agenda.

4. Aburrimiento. Esta no es una experiencia negativa cuando se vive en su dosis justa. Sin embargo, cuando se transforma en un estado de ánimo habitual, entonces, cometes un error si te quedas estancado esperando que algo cambie por arte de magia. El aburrimiento se transforma desde la creatividad.

5. La queja; la banda sonora de la insatisfacción. ¿Cuántos comentarios de este tipo expresas en solo una semana? Cambia esta tendencia por la iniciativa.

6. Pensamientos limitantes respecto de tu modo de ser. Algunas personas tienen la noción equivocada de que, a determinada edad, ya no pueden evolucionar, crecer y desarrollarse. Se quedan estancadas en el prejuicio equivocado de pensar que ya no pueden hacer nada por educar sus defectos y sus virtudes.

7. Una asignatura pendiente. Así sucede cuando una persona se enfoca en aquello que le falta y, por eso, no se permite ser feliz.

8. Hábitos negativos. Un hábito puede cambiarse y modificarse, sin embargo, hasta que eso no sucede, la persona experimenta los efectos de ese malestar si se trata de una acción que no le ayuda a crecer.

9. Pesimismo. Aquello que crees, influye en aquello que creas en tu mente. Quienes convierten el pesimismo en una actitud más próxima al realismo que el propio optimismo, entonces, observan la realidad desde una perspectiva reduccionista.

10. Querer tenerlo todo bajo control. Este propósito es imposible desde cualquier punto de vista.

Comentarios