jueves , abril 26 2018
Inicio / Salud / Conoce qué efectos producen los alimentos alcalinos y ácidos en el cuerpo
Alimentos Alcalinos Acidos

Conoce qué efectos producen los alimentos alcalinos y ácidos en el cuerpo

¿Qué relación tiene la acidez y alcalinidad con los alimentos?

La verdad mucho, ya que los alimentos al igual que aportan macro y micro nutrientes necesarios para la vida, aportan la acidez y alcalinidad necesarios para vivir sanos.

Con el paso del tiempo se nos está informando cada día más sobre la alimentación alcalina y como la acidez de los alimentos puede afectar nuestra salud.

La alimentación propuesta por los naturistas cada vez da más importancia a los alimentos alcalinos y a estos dos conceptos, ya que la evolución que sufren los alimentos después de la digestión influyen de manera importante en la correcta actividad del organismo. Ahora sería bueno adquirir nuevos conocimientos sobre cuales son los alimentos alcalinos o que alcalinizan y los que, por lo contrario pueden ser acidificantes naturales (alimentos ácidos).

Después de haber terminado el proceso de digestión todo aquello que hubiéramos ingerido se descompone en los nutrientes básicos de los cuales estaba formado; es decir que pasa a ser materia asimilable por nuestro organismo que dependiendo de la cantidad de proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas, fitonutrientes, trazas minerales etc. que posean determinarán la acidez o la alcalinidad residual.

Es decir, dejan unas “cenizas” que pueden ser de naturaleza alcalina o ácida dependiendo de si los alimentos ingeridos fueron alimentos alcalinos o alimentos ácidos.

Uno de lo minerales más importantes para neutralizar la acidez de la sangre es el calcio, es decir que si tu alimentación tiende a ser ácida, tu organismo sacará de tus huesos, dientes y tejidos el calcio suficiente para neutralizar esta acidez, por lo tanto te puede ocasionar una desmineralización que te puede llevar a sufrir problemas de salud como: osteoporosis, caries, uñas frágiles y quebradizas, anemia, debilidad, problemas digestivos, dolores de cabeza, dolores musculares, estreñimiento, colon irritable, y un sinfin de padecimientos que SON totalmente evitables si tenemos los conocimientos adecuados.

En concentración elevada, los ácidos producen efectos corrosivos en nuestros tejidos que a medio plazo originan malfuncionamiento y a largo plazo, colapso del organo en cuestión.

Son alimentos acidificantes de la sangre los alimentos demasiados concentrados y los sumamente proteicos, por ejemplo: las carnes en general, los huevos, los quesos, los embutidos y las legumbres. Esto no quiere decir que no se deba comer legumbres, pero sí hacerlo con prudencia.

El concepto de alimento acidificante no tiene nada que ver con el sabor de éste. Lo que se toma en cuenta el residuo que deja en nuestro organismo una vez digerido.

¿Qué alimento es alcalino o ácido?

Todas las frutas y verduras resultan alcalinizantes, si bien la fruta tiene un ph bajo, lo que la hace más ácida. Hemos de tener muy presente que no es lo mismo la reacción química de un alimento fuera que dentro del organismo. Cuando un alimento se metaboliza, puede generar una reacción totalmente distinta a su característica original.

Tenemos como ejemplo del limón o la miel, ambos con ph ácido, pero una vez dentro del organismo provocan una reacción alcalina. Caso contrario son las células animales: la combinación de nuestras propias células con la ingeridas de origen animal dejan un residuo tóxico y ácido.

También los minerales juegan un papel muy importante. Son ácidos los alimentos con un alto contenido en azufre, fósforo y cloro y alcalinos los que contienen calcio, magnesio, sodio y potasio.

En general los cereales generan desechos ácidos. Esto ocurre más en el trigo y maíz y menos en la cebada o la quínoa.

Por su parte las legumbres y semillas son ligeramente acidificantes por su contenido proteico, pero con variedades.

Los lácteos son elementos acidificantes; la leche fresca sin pasteurizar resulta algo más alcalina.

Ciertas cualidades de los alimentos se pierden en el agua de cocción, de ahí la importancia de la cocción al vapor. Por eso es importante el valor nutricional de los caldos que conservan todo el contenido alcalino de las verduras y que resultan tan equilibrantes en enfermos y convalecientes.

Ácidos buenos y malos

Entre los beneficiosos se encuentran los frutales, cítrico, tartárico etc. Estos son ácidos débiles que una vez metabolizados en el organismo se combinan con minerales, sodio, calcio, potasio y dan lugar a sales minerales.

En el lado opuesto están el oxálico, presente en acelgas, espinacas que disminuyen la absorción de calcio. El ácido benzoico, presente en ciruelas, está contraindicado en la gota y el reumatismo.

Eso no quiere decir que debamos rechazar el consumo de estos alimentos, pero si debemos moderarlos si padecemos alguna de estas patologías.

Desaconsejadas son las bebidas gaseosas, las cuales suelen ir acompañadas de aditivos y acidulantes.

Los ácidos presentes en carnes, embutidos y lácteos, y la no correcta eliminación de ácidos como el úrico, dan origen a dolencias como la artritis, la artrosis, el reumatismo, etc.

Una dieta vegetariana que excluya la carne no necesariamente es ideal si se consumen en exceso, huevos, quesos, legumbres, cereales refinados, café, té, chocolate, gaseosas, azúcar blanco.