domingo , febrero 18 2018
Inicio / Salud / Brincarse el desayuno perjudica las arterias

Brincarse el desayuno perjudica las arterias

Desayunar poco o nada, es decir, menos del 5% de las calorías diarias que se recomiendan lo que corresponde a unas 100 calorías para una dieta aproximada de 2.000 calorías diarias, duplica el riesgo de lesiones ateroscleróticas  sin importar que existan factores de riesgo, como el tabaco, el colesterol elevado, sedentarismo, etc.

Los hábitos diarios, incluyendo el número y la calidad de las ocasiones de comer, son objetivos fundamentales que deben tomarse en cuenta en la tarea preventiva de cuidados de la salud. Saltarse el desayuno es considerado un hábito frecuente e insalubre asociado con un aumento del riesgo cardiovascular (CV).

Este es el resultado de un estudio publicado en The Journal of American College of Cardiology. El estudio, liderado por Valentín Fuster, una figura mundialmente reconocida en el ámbito de cardiología y que está a cargo de importantes puestos en este sector, analizó a más de 4.000 individuos de edad intermedia, que fueron controlados a largo plazo, para investigar la prevalencia y la tasa de progresión de las lesiones ateroscleróticas latentes (llamadas “subclínicas” porque no han dado ningún síntoma).

Arterias

También se estudió su asociación con factores moleculares y ambientales externos, como las características psicosociales, la exposición a contaminantes ambientales., la dieta y la actividad física.

El 20% de los personas que participaron en este estudio tomaba un desayuno con alto valor energético (>20% de las calorías diarias), el 70% un desayuno de bajo valor energético (entre 5 y 20% de las calorías diarias), y un 3% desayunaba muy poco o nada (<5% de las calorías diarias) y apenas invertía 5 minutos en su tiempo de desayuno, bebiendo sólo café o zumo de naranja o incluso omitía el desayuno.

Los resultados finales indicaron que omitir el desayuno es un marcador de un comportamiento alimenticio poco saludable y que además que está relacionado con una mayor prevalencia, hasta 2,5 veces más, de aterosclerosis generalizada.

Se trata, de acuerdo a los autores, del primer estudio que de forma no invasiva, evidencia una relación directa entre diferentes patrones de desayuno con la presencia de lesiones ateroscleróticas.