Inicio / Internacionales / El Huracán Florence toca tierra y empieza a inundar las Carlolinas en Estados Unidos
florence arrival

El Huracán Florence toca tierra y empieza a inundar las Carlolinas en Estados Unidos

El huracán Florence tocó tierra en Carolina del Norte, con vientos de 150 kilómetros por hora, y ha empezado a provocar inundaciones en este estado y en el vecino de Carolina del Sur.

Así lo han comunicado las autoridades del Centro Nacional de Huracanes (NHC) dependencia de la NOAA y encargada de vigilar el comportamiento del clima.

En su boletín de las 06.00 hora local (10.00 GMT), el NHC, con sede en Miami, indicó que Florence estaba a unas 10 millas al este de Wilmington, en Carolina del Norte.

El ciclón se dirige a una velocidad de 6 millas por hora hacia la costa, donde el ojo del ciclón podría moverse tierra adentro en los citados estados hoy y el sábado.

Esto provocará una debilitamiento gradual del fenómeno, que genera vientos huracanados que se extienden hasta 80 millas de su centro y de fuerza de tormenta tropical hasta 195 millas.

Pero la mayor preocupación de las autoridades no son los estragos que pueda dejar el viento, sino las inundaciones, tanto de agua dulce como salada.

La combinación de marejada ciclónica y la subida de la marea, prevista para el próximo mediodía (17 GMT) causará inundaciones, pues el nivel del mar puede alcanzar hasta los 11 pies en buena parte de la costa de Las Carolinas.

A ello hay que sumar la llegada de “grandes y destructivas” olas, alertan los meteorólogos, que anticipan acumulaciones de lluvia de entre hasta un metro de altura, lo que podría generar riadas “catastróficas” y significativos desbordamientos de ríos.
Varias ciudades costeras ya están sufriendo inundaciones en sus calles tras la entrada del mar, aunque lo peor se espera al mediodía, cuando la marea alcance su tope y el centro de Florence se encuentre ya sobre la costa.

Las autoridades de la ciudad costera de New Bern, en Carolina del Norte, han respondido a una llamada de emergencia para rescatar con botes a unas 150 personas por la marejada ciclónica, informan medios locales.

“Si alguien pudiera ayudar… nuestros autos están bajo el agua y nuestra casa está inundada hasta el ático”, pidió una usuaria de Twitter llamada Brianna, residente en New Bern.

Unos 300,000 clientes de la región están sin luz y, según la compañía eléctrica Duke, entre uno y tres millones podrían perder el servicio eléctrico a consecuencia del paso del huracán.

El NHC indica además en su boletín de la posibilidad de que se generen tornados en el este de Carolina del Norte a lo largo de la jornada de hoy.

Comentarios
Loading...
error: Este contenido está protegido