jueves , abril 26 2018
Inicio / Entretenimiento / El pacto de silencio que une a Katie Holmes con Jamie Foxx
Katie Holmes con Jamie Foxx

El pacto de silencio que une a Katie Holmes con Jamie Foxx

¿Qué es lo que tienen en común Tom Cruise y Katie Holmes? La respuesta lógica es Suri, la hija que los actores tienen en común y que en un mes cumple 12 años.

Pero, más allá del matrimonio que unió a esta célebre pareja durante seis años -hasta su divorcio en 2012-, su otro punto de unión son sus secretos. Son como tumbas.

Acostumbrados a brillar en la luz pública ambos son feroces de defensores de su intimidad. De ahí el revuelo formado cuando salió a la luz la relación entre Holmes, de 39 años, y el también actor y cantante Jamie Foxx, de 50.

Una relación que al parecer comenzó de manera amistosa incluso antes de que Tom y Katie se separaran, cuando Cruise trabajó con Foxx en la película Collateral (2004) y que pudo cambiar de tono en 2013, cuando se les vio bailando juntos en una fiesta en las altas esferas de los Hamptons estadounidenses.

Entonces lo negaron, al menos Foxx, que le restó importancia al baile y a la compañía. Pero las recientes fotos en la fiesta previa a los Grammy o las imágenes de Foxx jugando al baloncesto junto a Holmes el día de los enamorados dejan poco lugar a la duda.

Así que la táctica es el silencio. El ganador del Oscar por Ray (2004) llegó a marcharse de una entrevista en directo cuando el periodista hizo alusión a su posible romance.

Según la revista USWeekly, ese es el secreto de su relación. “Katie y Jamie tienen un pacto por el que nunca hablarán de ellos o de su relación en la prensa”, indicó a la publicación una fuente cercana a la pareja. Se trata de un acuerdo que les ha servido hasta ahora para mantener su relación en las sombras. Al parecer solo se ven en sus hogares en Los Ángeles aprovechando la proximidad de sus casas.

Ahora que su relación ha quedado a la vista de todos, los rumores florecen a diario. Especialmente los que hablan de que la pareja quiere pasar a otro estadio en su relación. O que desean tener familia. El anillo de diamantes que Holmes luce en numerosas ocasiones y la pulsera de oro que exhibe Foxx han dado mucho que hablar.

Algunos foros del corazón apuntan incluso de un posible embarazo sin que nada de esto esté confirmado. Otras plataformas como GossipCop, dedicada a probar o desmentir la veracidad de los rumores de la farándula, niegan la noticia. Pero tanto Holmes como Foxx permanecen callados y hacen oídos sordos a este ruido sobre su relación.

Según USWeekly los actores siguen llevando vidas separadas “aunque saben que están ahí” y se profesan una confianza mutua. “Su relación funciona por el amor, el entendimiento, la confianza y el apoyo que se profesan”, añadió otra fuente anónima a la publicación.

Por el momento toda la familia que rodea a la actriz de Dawson Crece y al protagonista de Django desencadenado son sus propias hijas. Suri, de 11 años, es la única hija de Holmes mientras que Foxx tiene dos, Corinne, de 23, y Anelise, de 9.

Según la revista People, la actriz es alguien muy cercano a las hijas de Foxx y ha llegado incluso a cenar con ellas cuando el actor no está en casa. Especialmente la pequeña, dado que se conocen de toda la vida. En el caso de Suri la cosa cambia.

Katie Holmes y Tom Cruise en la premier de ‘Los Kennedy’ en 2011.

A pesar de que en la red corren rumores de que Foxx podría querer adoptar a la hija de Cruise, el contacto entre ambos es mucho más limitado. La actriz tiene la custodia de su hija, como parte del divorcio que Holmes y Cruise sellaron en 2012.

Sería en esos mismos papeles en los que, según múltiples publicaciones del corazón, el actor habría firmado un pacto con Holmes para mantener a la actriz alejada de posibles amoríos públicos. Esta es otra de las muchas informaciones que el portal GossipCop desmiente y que la pareja nunca ha confirmado.

Según una publicación australiana Holmes tenía tantas ganas de acabar con su matrimonio que aceptó una clausula que la concedía 5,3 millones de euros a cambio de no salir públicamente con otro hombre hasta pasados cinco años desde su divorcio. Plazo que coincide con las primeras muestras públicas de afecto entre Holmes y Foxx. Una historia fascinante de la que solo habla la prensa del corazón, pero sobre la que sus supuestos protagonistas están callados como tumbas.

Vía: El País