jueves , abril 26 2018
Inicio / Economía & Negocios / 65% de los empleos actuales están en peligro por inteligencia artificial
inteligencia artificial

65% de los empleos actuales están en peligro por inteligencia artificial

La inteligencia artificial eliminaría hasta el 65% de los trabajos que existen en los países que están en vías de desarrollo.

La inteligencia artificial va a eliminar entre 50% y 65% de todos los trabajos existentes en los países en vías de desarrollo, incluyendo Costa Rica”, de acuerdo a cifras estimadas por el Banco Mundial.

Pero no todo son malas noticias ya que se generarían nuevos empleos con otras capacidades, por lo que en el futuro “la carrera para ser competitivos va a estar relacionada con la innovación”, dijo.

Lógicamente es en este punto donde los gobiernos deben adaptarse a esos cambios con sus políticas de educación y empezar a preparar a los futuros empleados en áreas que si puedan conseguir ocupación.

¿Quiere esto decir que la inteligencia artificial va a destruir empleo?

No necesariamente. O no, al menos, sin generar nuevos empleos a cambio. Así lo demuestra un reciente estudio de Capgemini según el cual el 83% de las compañías que está utilizando la IA crea nuevos puestos de trabajo. Y, además, sin renunciar por ello a la rentabilidad.

Se estima que el 75% de las compañías aumentaron un 10% gracias, precisamente, a la inteligencia artificial.

Los empleos antiguos dejarían de existir y aparecerían nuevos puestos, pero con requerimientos de nuevas capacidades.

Esta dinámica vibrante va a generar nuevos trabajos porque nuestra tarea no es tratar de preservar los empleos antiguos, sino crear nuevos que van a necesitar nuevas capacidades.

Y es que el objetivo de las empresas no es sustituir a los trabajadores por máquinas, sino reducir el tiempo que los empleados dedican a las tareas más rutinarias y administrativas, para que puedan centrarse en puestos de mayor valor añadido.

De hecho, los nuevos empleos se crean, en la mayoría de los casos, en los niveles de gerencia y alta dirección.

La introducción de la inteligencia artificial ha incentivado la demanda de expertos en robótica, Internet de las cosas, M2M (comunicación entre máquinas) y ‘machine learning’ (aprendizaje automático).