Inicio / Internacionales / Nicaragua: Se suspende el diálogo nacional tras agresión a Nuncio y Obispos

Nicaragua: Se suspende el diálogo nacional tras agresión a Nuncio y Obispos

La brutal agresión que sufrieron ayer lunes, los obispos en la de Diriamba suspendió el diálogo nacional con el que se espera superar la crisis.

En lo que lleva la crisis desde el 18 de abril han muerto al menos 320 personas durante las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega.

Además de la agresión contra el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y el Nuncio Apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag, entre otros, perpetrada por paramilitares y turbas del Gobierno, un templo católico en la ciudad de Jinotepe fue profanado por otro grupo de turbas orteguistas.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, mediadora y testigo del diálogo nacional, suspendió este lunes las mesas de trabajo creadas para superar la crisis en el país debido a la agresión que sufrieron los religiosos.

El Episcopado había citado este lunes a la mesa de Verificación y Seguridad, así como a la mesa Electoral, no así a la de Justicia, para reanudar el diálogo, sin embargo, optó por aplazar las dos mesas de trabajo tras los sucesos en Diriamba.

Los obispos habían viajado a Diriamba, para lograr la liberación de un grupo de enfermeros y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo.

La agresión se perpetró después de que una delegación de la Iglesia católica, acompañada por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPHD), entrara en la plaza central de Diriamba, cuya basílica estaba rodeada por unos 200 encapuchados paramilitares y turbas.

Vaticano aborda la agresión a los obispos de Nicaragua y Nuncio apostólico

El portal de noticias de El Vaticano, Vatican News, destacó la agresión que sufrieron los obispos de Nicaragua y Nuncio apostólico.

En su artículo Nicaragua: agredidos el Nuncio, el Arzobispo y el Auxiliar de Managua realiza una recopilación de los hechos así como los testimonios de cada uno de los obispos. Además resaltó las más de 300 muertes que lleva la represión por parte del Gobierno, iniciada desde el 18 de abril.

“En la Iglesia de San Sebastián cerca del mediodía, los obispos fueron agredidos por paramilitares y por las así llamadas “turbas”, grupos de choque del gobierno de Ortega que asediaban la basílica”, reza el artículo.

Y agrega: “Las heridas, aunque de poca gravedad, demostraron una vez más el clima de violencia que se vive en el país, y la intolerancia hacia representantes de la Iglesia católica que busca estar cerca de su pueblo”.

El artículo también hace mención del apoyo de la iglesia de Costa Rica y Panamá, los cuales manifestaron su solidaridad a los obispos y su repudio a la violencia.

El Comité permanente de la Conferencia Episcopal Panameña afirmó que estos hechos son perpretados por aquellos que no han comprendido que “con la violencia jamás se podrán encontrar los caminos del diálogo y de la reconciliación para solucionar la grave crisis que se vive en Nicaragua”.

El Vatican News concluyó con el asedio a los jóvenes nicaragüenses, así como la participación de la iglesia y la empresa privada durante estos meses de crisis.

Vía 100% Noticias

Comentarios