Inicio / Ciencia / Nuevo estudio vincula aguas más calientes a más huracanes
huracanes destrozos

Nuevo estudio vincula aguas más calientes a más huracanes

Un nuevo estudio atribuye el número inusualmente alto de huracanes de 2017 a las crecientes temperaturas de la superficie del Océano Atlántico.

El informe es uno de los primeros en sugerir que el calentamiento global impulsado por los humanos en realidad está causando más huracanes.

El estudio publicado en la revista Science también predice que a medida que aumente el calentamiento en los próximos 50 a 100 años, se formarán alrededor de dos huracanes más en promedio por año. Además, esos huracanes serán más fuertes y generarán más lluvia.

‘Es lo normal ahora’

Es un refrán común en estos días referirse a eventos climáticos como “la nueva normalidad”, pero esas afirmaciones han sido difíciles de cuantificar. Los científicos saben que la Tierra se está calentando, y la evidencia muestra que los humanos están contribuyendo al problema.

Pero los científicos han advertido contra la atribución de eventos meteorológicos individuales a cambios en el clima, explicando que el clima y el tiempo atmosférico son dos cosas diferentes.

Sin embargo, según cualquier estándar, 2017 fue un año difícil para las personas que viven en las costas del Atlántico y del Golfo de Estados Unidos.

El huracán Harvey convirtió partes de la costa de Texas y la ciudad de Houston en un desastre acuático. Y el huracán María azotó a Puerto Rico de manera tan devastadora que la isla solo completó sus proyectos de restauración de energía en agosto de este año.

Utilizando un nuevo modelo climático, los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica comenzaron a estudiar una franja particular de calentamiento del agua del Atlántico tropical cerca del ecuador.

En declaraciones a la VOA, el autor Hiro Murakami dice que el agua estuvo especialmente caliente el año pasado y su modelo predijo dos huracanes mayores más de lo normal. En realidad, hubo dos más que el promedio.

Debemos acostumbrarnos, dice Murakami. Cuando esta área del agua del Atlántico se calienta inusualmente, como lo hizo en 2017, Estados Unidos debería anticipar al menos dos huracanes adicionales al año, explica, y agrega que a medida que el planeta se calienta, esa zona del Atlántico debería calentarse cada vez más a menudo.

“El año pasado hubo seis grandes huracanes”, dijo. “Pero estos seis podrían ser ocho huracanes importantes en el futuro, dadas las mismas condiciones de verano”.

Son malas noticias para las personas que viven cerca de la costa y para los funcionarios del gobierno que tienen que prepararse para las tormentas masivas.

Tom Delworth, otro investigador de la NOAA que contribuyó al estudio, dice que el nuevo modelo puede predecir no solo lo que sucederá en esta temporada, sino también “100 años en el futuro”. Y, dice, “de 50 a 60 años antes, a finales de este siglo, las tormentas más intensas se volverán aún más intensas en las categorías 4 y 5. Serán aún más fuertes”.

Delworth y Murakami dicen que su modelo también es aplicable a los tifones en el Pacífico, y el calentamiento de las aguas debería tener un efecto similar en las regiones afectadas por las tormentas de finales del verano.

Comentarios