Inicio / Turismo / Turistas solo podrán estar 30 días en la Isla de Pascua, según nueva ley
Isla de Pascua

Turistas solo podrán estar 30 días en la Isla de Pascua, según nueva ley

Los turistas que visitan a partir de hoy la chilena Isla de Pascua solamente podrán permanecer en el lugar por 30 días y tendrán la obligación de disponer de viaje de vuelta dentro de ese periodo antes de abordar el avión, según la nueva ley que comenzó a regir desde este miércoles.

Los nuevos requisitos para viajar al territorio insular del país austral, ubicado unos 3,800 kilómetros al oeste de la costa de Chile, en el océano Pacífico, fueron confirmados hoy por el presidente del país, Sebastián Piñera, desde la propia Isla de Pascua.

El mandatario chileno recibió en el aeropuerto internacional Mataveri a los primeros turistas que llegaron a la isla bajo la nueva normativa, entre los que se encontraban el subsecretario del Ministerio del Interior, Rodrigo Ubilla, y la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos.

La nueva ley, que fue promulgada el pasado marzo, regula la residencia, permanencia y traslados hacia y desde la isla de toda persona chilena o extranjera, según informó hoy la Secretaría General de Gobierno.

En ese sentido, se establecen como nuevos requisitos para viajar disponer de pasaje de ida y de vuelta; cédula de identidad, pasaporte u otro documento idóneo de viaje; y una reserva en alojamiento turístico autorizado por el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur) o carta de invitación redactada por residente o persona perteneciente al pueblo Rapa Nui (autóctono de la isla) entregada por la Gobernación.

“Lo que hemos decidido hacer es muy simple: regular el número de turistas que vienen, los residentes que se quedan, para que sea consistente con lo que hemos denominado “la carga demográfica” que la isla es capaz de soportar y de resistir”, dijo Piñera.

Además de la documentación necesaria para embarcar en el vuelo hacia Isla de Pascua, también será necesario cumplimentar un Formulario Único de Ingreso a Rapa Nui (FUI), específico para ese tipo de viajes y que será entregado por funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) a cada viajero.

Esta medida forma parte de nueva legislación, enfocada a administrar la demografía del lugar para que no haya excesos de población o explotación de recursos.

Asimismo, solo podrán ser residentes el padre o la madre de una persona perteneciente al pueblo Rapa Nui, y sus cónyuges, conviviente civil o conviviente de hecho.

También trabajadores que realicen actividad laboral en la isla o estén allí contratados, cargos de elección popular mientras dure su mandato, funcionarios públicos y del Estado o concesionarios privados con contratos con el Gobierno chileno destinos al lugar.

Para el normal mantenimiento del territorio insular se ha destinado un Consejo que administrará y pondrá en acción estas nuevas leyes.

“El Consejo tiene una tarea muy difícil, que es lograr un justo equilibrio entre atraer a los turistas y cuidar la Isla, su historia, su arqueología, sus leyendas”, explicó Piñera.

El mandatario agregó que el Consejo tendrá que mediar con el Ministerio del Interior en estas funciones “para regular que el turismo y la residencia sean lo suficiente para poder generar vitalidad en la isla pero, al mismo tiempo, para proteger las maravillas de esta isla”.

“En el censo del año 2002 se registró que había en la isla 3.791 habitantes, y en el censo que se hizo 15 años después, la población ascendía a 7.750 personas. O sea, prácticamente se duplicó, y eso es algo que tenemos que estar muy atentos, para que ese crecimiento permita a la isla seguir respirando, seguir viviendo en forma sana”, dijo Piñera.

Según los datos que dio el presidente chileno, solo en 2017 la Isla de Pascua recibió 120,000 turistas.

Además de la regulación demográfica del lugar, Piñera también firmó un documento que otorga la situación de “suma urgencia” para que el Congreso trate el cambio oficial del nombre de la isla, para cambiar el de Isla de Pascua por “Rapa Nui-Isla de Pascua”.

Comentarios