Golden State Warriors

Warriors barren a Cleveland y son campeones de la NBA: ¿Una humillación para LeBron James?

Los Golden State Warriors se coronaron campeones de la NBA por segundo año consecutivo y por sexta vez en su historia. Esta vez, con una barrida de 4-0 ante los Cavaliers de Lebron James.

A pesar de estar en un partido de eliminación, Cleveland no entró con la garra que debía hacerlo a un juego de esta importancia. Se notaba en el ambiente entre los jugadores y en el mismo público. En el estadio, era más fuerte el sonido que salía desde los parlantes que la generada por los fanáticos.

Quizás aun pensando en el fatídico Game 1 donde tuvieron la victoria tan cerca pero se les escapó de las manos ante el error de JR Smith.

Los Warriors entraron calmados, esperando el vendaval que los Cavs podían entregar, pero se encontraron con un rival muy pausado que no les dejó otra alternativa que tomar la iniciativa.

Los Warriors rápidamente se colocaron al mando en el marcador y los Cavs siempre fueron remontando. Si bien en algunos pasajes se acercaban en el marcador, los Warriors respondían con triples seguidos que esfumaban el esfuerzo de Cleveland.

Con 4 minutos por jugar del último cuarto, Lebron James pidió el cambio diciendo “ya no se puede”. La diferencia era demasiada para “El Rey” y decidió dejar la cancha. Así de sobrados estuvieron los Warriors. Se despidió de todos sus rivales en cancha (con su mano izquierda) y partió a la banca después de realizar una muy discreta actuación donde apenas lanzó 13 tiros al aro, terminando con 23 puntos, 7 rebotes y 8 asistenciasmuy lejos de los 51 puntos del primer partido. Quién lo siguió fue Kevin Love con solo 13 puntos.

A Lebron obviamente no se le vio contento dentro de la cancha y menos en la banca donde no dudó en recriminar a sus compañeros ante la falta de energía. Quien sabe si vimos nuevamente el último partido de Lebron James con la camiseta de Cleveland.

Por el lado de los Warriors, todo era fiesta. Se sentía que la victoria estaba servida desde finales del tercer cuarto al lograr una ventaja de 86 a 65. En el estadio de los Warriors, la afición llenó las galerías para ver por la pantalla gigante como su equipo barría con Cleveland con un contundente 108 a 85.

Stephen Curry fue el mejor anotador de la cancha con 37 puntos y 7 triples pero los honores del MVP las finales nuevamente se los llevó Kevin Durant quien logró un triple doble con 20 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias.

Un dominio en toda la serie final con los Cavaliers que fue premiado con el segundo trofeo de forma consecutiva. A los ya conseguidos en el 1947, 1956, 1975, 2015 y 2017, se le debe agregar el del 2018.

Los Warriors son el mejor equipo de la NBA. Los Campeones. Un súper equipo plagado de jugadores estrellas. Y el futuro sigue igual ya que la mayoría de los jugadores continúan con contrato para el próximo año. Quizás vuelvan a repetir el campeonato a menos que aparezca otro súper equipo. Felicidades a los fanáticos de los Warriors!

A continuación te dejamos con el resumen del último partido de las finales y la victoria de los Warriors:

loading...